Superar la fatiga post-pandemia

Imprescindible revitalizar emocional y comunicativamente a las organizaciones y los equipos a medio y largo plazo

Probablemente el inicio generalizado de la vacunación de la población sea la mejor noticia, el mejor regalo que podíamos esperar en estas fiestas tan raras, tan contenidas, en esta recta final de 2020, que todos queremos que acabe de una vez. 

Nos hemos “cogido” todos a ese hito, que el 2020 acabe ya, como si el simple hecho de que eso ocurra vaya a eliminar de un plumazo nuestras inquietudes, como cuando despertamos sudorosos de una pesadilla y respiramos aliviados al comprobar que todo había sido solo un mal sueño.

Sin embargo, tal y como nos avanzan eminencias como la bioquímica húngara-americana Katalin Karikó (considerada madre de las vacunas contra la Covid), la “normalidad” no se alcanzará hasta el verano. Nos quedan, por tanto, entorno a 4-6 meses de “sube-y-baja” emocional. Y llueve sobre mojado: llevamos ahora entorno a 9 meses soportando una pandemia global, una crisis económica masiva y un malestar y dolor social generalizados. 

Y todo eso, teniendo en cuenta además que nos hemos tenido que adaptar en tiempo récord a una importante serie de cambios tecnológicos, de hábitos y lugares de trabajo, de relaciones, etc. 

Así, si algo reportan todos los organismos competentes en Europa y el resto del mundo es una situación común para casi todos: un profundo cansancio, una fatiga generalizada en todas las personas. Agotamiento psicológico. Nuestra salud mental tocada.

Algo que, claro, las organizaciones, a través de sus personas y equipos, también están sufriendo: la salud organizacional también está en barbecho. 

La cuestión es que las organizaciones deberían hacer algo más que “sobrellevarlo” como se pueda y ya está. Tienen la oportunidad de algo más que simplemente “superarlo”, intentando simplemente restaurar el rendimiento y la vida laboral que disfrutaban antes de la crisis.

Y ello no va sólo (¡y no se puede tampoco minimizar!) de transformar los modelos de negocio y las formas de trabajo. Hay algo más.

Las tendencias mundiales en desarrollo organizacional precrisis ya estaban en la línea de la HUMANIZACIÓN, pero ahora seguramente se precisa una vuelta de tuerca más: necesitamos progresar definitivamente hacia las organizaciones TEAL (un paso más allá de las organizaciones Agile y Lean), descritas por Frederic Laloux en su obra de referencia Reinventar las organizaciones.

Y ello supone, sí, poner foco en los empleados y flexibilizar las organizaciones para que exista un verdadero liderazgo emergente desde todos y cada uno de ellos. 

Fácil de decir y muy difícil de hacer, lo sabemos.

¿Cómo transicionar en la práctica hacia un modelo lo más parecido posible? ¿Qué acciones concretas podemos llevar a cabo para superar la fatiga post-pandemia y revitalizar las organizaciones?

Y es que hay un detalle importante: hemos visto que la valentía y la perseverancia ya no son suficientes. Estamos viendo a muchos líderes que siguen “empujando”, intentando animar a sus equipos en base esas fortalezas, sin darse cuenta de que en muchos casos quizá estén empeorando involuntariamente la situación al no ser conscientes de la desconexión entre el lugar emocional en el que ellos están y aquél en el que están sus colaboradores, prolongando así la desilusión y el agotamiento. 

Por tanto, de nuevo, la pregunta clave es, ¿cómo podemos navegar a través de la desilusión más eficazmente y salir con éxito en el otro lado mucho más rápido?

Sin duda, es preciso que las organizaciones y sus líderes administren ACTIVAMENTE la energía de sus colaboradores, estableciendo claramente espacios de comunicación segura y abierta y cultivando la calidad de las relaciones. Las nuevas organizaciones serán intensamente humanas, con una adecuada gestión emocional de todos sus colaboradores, aprovechando además esas emociones, la creatividad, los diversos talentos y la conexión entre las personas. 

Y justamente eso lo sabemos hacer muy bien y podemos ayudarles a llevarlo a cabo. 

Por supuesto, si desea profundizar más sobre estas cuestiones puede contactarme por mensaje privado o través de mi web:
http://nuriamartin.com

Por cierto, de todo esto hablaremos en mi próximo libro, que ya está en marcha.

Esta web utiliza ‘cookies’ de terceros. Al hacer clic a seguir navegando está aceptando el uso que realizamos de las cookies. Para más información puede consultar nuestra Política de privacidad.